Nosotros

Siempre soñé con recorrer el mundo. 

Con despertar cada mañana en un lugar distinto. 

Abrir la ventana un día y ver los Himalayas y cerrarla otro día después de haber estado en el Taj Mahal. Aprender a cocinar Mie Goreng y hacer una clase de yoga en la arena de alguna playa perdida. 


Una vez lo hice y fui inmensamente feliz...


Cuando terminó ese viaje, nos propusimos repetirlo y volver a vivir como mochileros otra vez.

Tuvimos un hijo. La gente me decía que se acababan los viajes para nosotros, al menos "ese" tipo de viaje. Nosotros no lo veíamos de esa manera. Armamos una mochila y nos fuimos los tres a Asia. Cumplimos un sueño. 

Mochilear en familia es aún más entretenido que antes y por eso, decidimos adoptarlo como estilo de vida. 

Donde caben dos, siempre cabrán tres y cuatro.



Mis favoritos

Mis favoritos
"Lo que aprendí en Calcuta"